Poesía,  Poesía Edad Media

Poema de Fernán González

POEMA DE FERNÁN GONZÁLEZ

Estrofas 174-190

VI. Castilla. Condado

Ovo nonbre Fernando esse conde primero,

 nunca fue en el mundo otro tal cavallero;

 este fue de los moros un mortal omiçero,

 dizien le por sus lides el vueitre carniçero.

 Fizo grandes batallas con la gent descreida,

 e les fizo lazrar a la mayor medida,

 ensancho en Castiella una muy grand medida,

 ovo en el su tienpo mucha sangre vertida.

 El conde don Fernando, con muy poca conpaña

 -en contar lo que fizo semejarie fazaña-

 mantovo sienpre guerra con los reys d’España

 non dava mas por ellos que por una castaña.

 

Crianza del conde

 

 Enante que entremos delante en la razon,

 dezir vos he del conde qual fue su criazon:

 furto le un pobreciello que labrava carbon,

 tovo lo en la montaña una muy grand sazon.

 Quanto podia el amo ganar de su mester,

 todo al buen criado dava lo volunter:

 de qual limax venia fazie gelo entender

quando lo oia el moço avie muy grand plazer.

 Quando iva el mozo las cosas entendiendo

 oyo commo a Castiella moros ivan corriendo:

 «Valas me -dixo- Cristus, yo a ti me encomiendo,

 en coita es Castiella segunt que yo entiendo.

 Señor, ya tienpo era, si fuesse tu mesura,

 que mudasses la rueda, que anda a la ventura:

 assaz han castellanos passada de rencura,

 gentes nunca passaron atan mala ventura.

 Señor, ya tienpo era de salir de cavañas,

 que non so yo osso bravo por vevir en montañas;

 tienpo, es ya que sepan de mi las mis conpañas

 e yo sepa d’el mundo e las cosas estrañas.

 Castellanos fincaron sin sonbra e sin abrigo

 la ora que perdieron a mi ermano Rodrigo:

 avien en el los moros un mortal enemigo,

 si yo d’aqui non salgo nunca valdre un figo.»

 Salio de las montañas, vino pora poblado

 con aquel pobreziello que lo avie criado;

 aina fue sabido por todo el condado,

 non ovo mayor gozo omne de madre nado.

 Venien a su señor los castellanos ver,

 avien chicos e grandes todos con el plazer,

 metieron el condado todo en su poder,

 non podien en el mundo mejor señor aver.

 Quando entendio que era de Castiella señor,

 alço a Dios las manos, rogo al Criador:

 «Señor, tu me ayuda, so mucho pecador,

que yo saque a Castiella del antigo dolor.

 Da me, Señor, esfuerço e seso e sentido,

 que yo tome vengança del pueblo descreido,

 e cobren castellanos algo de lo perdido,

 e te tengas de mi en algo por servido.

 Señor, ha luengo tienpo que viven mala vida,

 son mucho apremiados de la gent descreida;

 Señor, Rey de los Reyes, aya la tu ayuda,

 que yo tome a Castiella a la buena medida.

 Si por alguna culpa cayermos en tu saña,

 non sea sobre nos esta pena tamaña,

 ca yazemos cativos de todos los d’España:

 los señores ser siervos tengo lo por fazaña.

 Tu lo sabes, Señor, que vida enduramos,

 non nos quieres oir maguer que te llamamos,

 non sabemos con quexa que consejo prendamos;

 Señor, grandes e chicos, tu merçed esperamos.

 Señor, esta merçed te querria pedir:

 seyendo tu vasallo, non me quieras fallir;

 Señor, contigo cuedo atanto conquerir

 por que aya Castiella de premia a salir.»

 

Procedente de https://goo.gl/lxmBn6

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.