Poesía,  Poesía Edad Media

Libro de Apolonio

LIBRO DE APOLONIO

Primeras estrofas

En el nombre de Dios y de Santa María,

si ellos me guiasen estudiar querría,

componer un romance de nueva maestría

del buen rey Apolonio y de su cortesía.

 

El rey Apolonio, de Tiro natural,

que por las aventuras visco grant temporal.

Cómo perdió la fija y la mujer capdal,

cómo las cobró amas, ca les fue muy leyal.

 

En el rey Antioco vos quiero comenzar,

que pobló Antiocha en el puerto de la mar;

del su nombre mismo fízola titolar.

Si entonces fuese muerto nol’ debiera pesar.

 

Ca muriósele la mujer con qui casado era,

dejole una fija genta de grant manera;

nol’ sabían en el mundo de beltat compañera,

non sabían en su cuerpo señal reprendedera.

 

Muchos fijos de reyes la vinieron pedir,

mas non pudo en ella ninguno avenir.

Hobo en este comedio tal cosa a contir,

que es para en concejo vergüenza de decir.

 

El pecado, que nunca en paz suele seyer,

tanto pudo el malo volver y revolver,

que fizo a Antiocho en ella entender

tanto que se quería por su amor perder.

 

Hobo a lo peyor la cosa a venir,

que hobo su voluntat en ella a complir;

pero sin grado lo hobo ella de consentir,

que veydía que tal cosa non era de sofrir.

 

La dueña por este fecho fue tan envergonzada,

que por tal que muriese non quería comer nada;

mas una ama vieja que la hobo criada

fízol’ creyer que non era culpada.

 

«Fija, dijo, si vergüenza o quebranto prisiestes,

non habedes culpa, que vos más no pudiestes;

esto que vos veyedes en ventura lo hobiestes.

Allegratvos, señora, que vos más non pudiestes.

 

Demás yo vos consejo, y vos creyer me lo debedes,

al rey vuestro padre vos non lo enfamedes;

maguer grant es la pérdida, más val que lo calledes,

que al rey y a vos en mal precio echedes».

 

Procedente de https://goo.gl/QKQxf5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.