Poesía,  Poesía Edad Media

Juan del Encina. Cancionero

ENCINA, JUAN DEL

Cancionero (1496)

Razón que fuerza no quiere

Razón, que fuerza no quiere,

me forzó

a ser vuestro como so.

 

Razón me fuerza serviros,

siendo de grado contento;

para mercedes[1] pediros

yo no tengo atrevimiento.

Vuestro gran merecimiento

me forzó

a ser vuestro como so.

 

Olvidaros sin que muera

ni es posible ni yo quiero;

si algun bien mi mal espera

es el de que vos espero.

Mi querer muy verdadero

me forzó

a ser vuestro como so.

 

No temo tanto la muerte

cuanto temo el enojaros:

es mi fe tan firme y fuerte

que siempre crece en amaros.

La fuerza del desearos

me forzó

a ser vuestro como so.

 

Otros temen un temor,

yo temo cien mil temores;

otros tienen dolor,

yo mil penas y dolores.

Amor de vuestros amores[2]

me forzó

a ser vuestro como so.

 

En sólo pensar en vos

no me acuerdo ya de mí:

tan hermosa os hizo Dios

cuan penado vos a mí.

La belleza que en vos vi

me forzó

a ser vuestro como so.

 

La merced y beneficios

que quiero que me otorguéis,

que queráis de mis servicios

serviros y me mandéis;

Pues la gracia que tenéis

me forzó

a ser vuestro como so.

 

No te tardes que me muero

No te tardes que me muero,

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

Apresura tu venida

porque no pierda la vida,

que la fe no está perdida,

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

Bien sabes que la tardanza

trae gran desconfianza;

ven y cumple mi esperanza,

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

Sácame de esta cadena,

que recibo muy gran pena,

pues tu tardar me condena:

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

La primer vez que me viste

sin te vencer me venciste;

suéltame, pues me prendiste:

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

La llave para soltarme

ha de ser galardonarme,

proponiendo no olvidarme.

Carcelero,

no te tardes que me muero.

 

Y siempre cuanto vivieres

haré lo que tú quisieres

si merced hacerme quieres:

carcelero,

no te tardes que me muero.

 

[1] Contenido amoroso.

[2] Amores en plural implica correspondencia erótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.